Cada día las empresas dependen más y más de soluciones tecnológicas para realizar su actividad profesional y comercial. Da igual el sector el que operen, siempre hay alguna tecnología adaptada que facilita en mayor o menor medida los flujos de trabajo y minora los tiempos de gestión, lo que las convierte en elementos indispensables del valor añadido de la empresa.

Es importante señalar la necesidad de inversión por parte de la empresa a la hora de implantar este tipo de tecnologías, pero su rentabilidad se demuestra en el medio plazo tal y como comentamos en otro de los artículos de nuestro blog sobre cómo medir la rentabilidad de un ERP.

De todos ellos, hemos sacado un extracto de los que lideran el ranking y que consideramos más interesantes para la mayoría de las empresas.
Abróchate el cinturón que nos adentramos en el mundo de las siglas, pero tranquilo, somos buenos y explicaremos qué es cada cosa:

1. ERP (Enterpise Resource Planning)

O lo que su traducción literal dice “Planificación de los Recursos de la Empresa”. En este tipo de software agrupamos la gestión de compras, gestión de ventas, gestión contable, gestión de recursos humanos, gestión de la producción y la planificación y gestión de stocks (logística)
Según este estudio publicado por la ATI (Asociación de Técnicos de Informática), casi el 80% de las empresas españolas tienen implantada una solución de ERP.

2. CRM (Customer Relationship Management)

Un poco más de la mitad de las empresas que utilizan un ERP, utilizan este software de gestión y fidelización de clientes. El objetivo es tener guardado en una base de datos los clientes y posibles clientes, con los que poder comunicarnos para lanzar acciones comerciales y promocionales para estimular las ventas y ofrecer una atención al cliente personalizada y de más calidad.

3. BI (Business Intelligence)

Este tipo de software integra todas las herramientas que citamos en este artículo. ¿Qué significa esto? Que un software de Business Inteligence es una potente herramienta que maneja toda la información, tanto diaria como la estratégica, por lo que nos permite conocer las desviaciones de forma exacta para la consecución de objetivos, y tomar decisiones de forma rápida a través de las metodologías ágiles.

4. Call Center

Para la gestión de llamadas, y no sólo llamadas. 

El teléfono es el gran ladrón del tiempo de los empleados por excelencia. Tener disponible un filtro de llamadas para conocer la importancia y urgencia de las conversaciones, sirve para que los empleados puedan concentrarse mucho más en sus tareas, sin tener interrupciones, o por lo menos minorarlas en la manera de lo posible. La atención al cliente es uno de los puntos clave para el éxito de una empresa, es por ello que poco a poco se van abriendo nuevos canales de comunicación vía WhatsApp, chat a través de la web, aplicaciones para dispositivos móviles como Line, correo electrónico, formulario de contacto,… Si todo ello se integra bien en el CRM, es una batalla ganada, lo que se traduce enclientes contentos que antes o después podremos materializar en ventas.

5. SGA (Software de Gestión de Almacén)

Aprovisionamiento, stock, compras, salidas, picking,… En un almacén hay un sinfín de actividades que sincronizar. En los almacenes suele haber multitud de empleados gestionando multitud de entradas y salidas de stock, todo ello desde un mismo documento de Excel o una libreta no suele ser suficiente (por increíble que parezca hay muchos almacenes que aún funcionan así) Se necesita algo más rápido y fiable, que nos permita conocer en todo momento cuántas unidades de stock tenemos, cuántas hemos vendido, cuántas se han perdido, y dónde están cada una de ellas.

Software Empresa

6. TPV (Terminal en el Punto de Venta)

Este software, y según la marca que lo desarrolle también incluye el hardware, es clave en los comercios, ya que tramitan los pedidos o ventas, y pueden realizar el cobro, ya sea a través de datáfono, metálico o pasarela de pagos en el caso de ecommerce.

7. Soluciones Cloud Computing

La información en la nube, accesible 24h desde cualquier dispositivo, pero, ya no es una tecnología propiamente dicha, sino que todas las herramientas utilizan esta misma política. A través de un usuario y contraseña con determinados permisos en función del perfil que desarrolles en la empresa, podrás consultar la información que necesitas e incluso trabajar como si estuvieras en tu puesto de trabajo, en cualquier parte del mundo

Comentarios

no hay comentarios.

¿Quiere comentar esta noticia?

Su dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.