Como comentamos en un post anterior, la gestión de un almacén viene dada por el sistema que la empresa decida llevar a cabo dentro de sus instalaciones. 


No existe ningún método mejor que otro, sino que va en función de las necesidades específicas de cada sector y de la tipología de productos a almacenar. Amazon organiza todos y cada uno de sus productos de forma caótica y no hay duda que son los mejores en su campo.

¿Cuáles son los errores qué debes evitar?


Echa un vistazo a este ejemplo que emitieron hace unas semanas en un conocido programa de televisión y que nos servirá como base para analizar todo lo que ocurre en un almacén:


No hay duda, es un verdadero descontrol, y aunque parezca increíble nosotros nos encontramos con casos así muy a menudo.

1. Desconocer dónde está localizado cada producto dentro del almacén.

Para almacenes más o menos pequeños, esto no supone mucho problema, ya que quizá con un simple visual puedas localizar aquello que necesitas, pero cuando el volumen de productos aumenta, es complejo reconocer qué es cada producto y tipología de producto si no está debidamente empaquetado, etiquetado y colocado.

2. Pérdida de tiempo, baja productividad

El tiempo que los mozos de almacén invierten en dar vueltas por el almacén en búsqueda del producto deseado, genera un coste de oportunidad, es decir, es tiempo que pierden y que podrían estar empleando en preparar el próximo pedido, por tanto, merma su capacidad de producción.

3. Falta de control de entradas y salidas

El sistema del círculo y puntito no es el más idóneo para determinados volúmenes de stock, tampoco para guardar un histórico de todo aquello que acontece en el almacén. Ni que decir tiene que los productos defectuosos o que no cumplen con el estándar de calidad correspondiente, deben reflejarse en algún sitio, y así poder realizar un control de costes mucho más realista.

4. Establecer un protocolo de incidencias

Es básico, el mozo o encargado de almacén, o cualquier persona que trabaje en puestos similares encargados de manipular el stock, deben conocer qué deben hacer en el caso de localizar un problema en la gestión de un pedido. Si este protocolo no existe, el nivel de calidad de servicio que se ofrece al cliente es muy pobre, lo que se traduce en un cliente insatisfecho, que raramente repetirá su compra.

De lo que sí que no hay duda es que necesitas un ERP, que te ayude a localizar los productos, gestionarlos, y así evitar problemas de stock en tu tienda, lo que provoca en una mala atención a tus clientes, o lo que es lo mismo, la pérdida de ventas, la peor pesadilla de cualquier empresa.

Comentarios

  1. Juan

    Juan

    Hace casi 2 años

    El problema de todo esto es la "cultura empresarial" que hay en España - frente al concepto erróneo que tienen muchos empresarios a la hora de implantar un sistema de gestión - Lo definen como "gastar" en un sistema informático, y no como se debe de considerar, INVERTIR en un ERP.

    Al señor de la peluca le debería de dar vergüenza salir en TV y mostrarnos la falta de eficacia en su negocio, el fallo tan grave como es la falta de organización, el desastre absoluto en la búsqueda de las referencias, la falta de control del stock, entradas, salidas...

    Y un cero a maquillaje de la Sexta ¡Vaya pelucón!

¿Quiere comentar esta noticia?

Su dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.