En primer lugar, convendría dar una buena definición de lo que es ERP más allá de su acrónimo en inglés como Enterprise Ressource Planning, o “Planificación de los Recursos de la Empresa”


En concreto, es un software de gestión del conjunto y de cada uno de los procesos operativos de una empresa:
• Gestión de compras
• Gestión de ventas
• Gestión contable: contabilidad de clientes, proveedores y facturación.
• Gestión de recursos humanos
• Gestión de la producción y la planificación
• Gestión de stocks (logística)
Gestión de clientes. Aunque esto normalmente se englobaría en un CRM, a día de hoy los ERPs más potentes lo integran en la misma herramienta para hacer de Business Inteligence a los intermedios y altos cargos de la empresa, y poder tomar las mejores decisiones.


Elegir por tanto un ERP que se adapte a las necesidades de nuestra empresa es una cuestión relevante, ya que nos permitirá automatizar muchos de los procesos, así como generar y consultar información fiable y actualizada en todo momento por los usuarios que lo puedan necesitar.


Ten en cuenta también que existen también diferentes herramientas en el mercado independientes pero que pueden compartir una base de datos común, que podrían ayudarte para gestionar tu empresa, en función de su casuística. Pero debes ser consciente que un ERP facilita la fluidez de los flujos de trabajo, valga la redundancia, por lo que sincronizar herramientas puede ser un trabajo tedioso, a la par que implicar un exceso de tiempo en la gestión de todo ello, o incluso duplicidades.


Al realizar la comparativa entre los diferentes ERP que puedes encontrar en el mercado, te recomendamos que tengas en cuenta las siguientes consideraciones:
  •  Necesitas un software de gestión potente y fiable. Vas a introducir toda la información relevante y necesaria para la actividad diaria de tu empresa en una herramienta informática, por lo que los tiempos de espera y la capacidad de gestión del mismo te harán trabajar de forma más fluida.
  •  Analiza si un software estándar es la mejor opción para tu empresa. Muchas veces pensamos que nuestro negocio necesita un desarrollo personalizado, y sin embargo, ya hay soluciones en el mercado que nos ayudan a gestionar todos nuestros departamentos y funciones. También ocurre el caso contrario, por lo que lo más importante es consultarlo con los profesionales y analizar las posibilidades.
  •  Quizá necesites que un equipo de expertos realice la implementación del ERP en tu empresa, e incluso forme a cada uno de los usuarios sobre cómo debe utilizar la herramienta. ¿Qué ERPs disponen de partners de implantación e incluso desarrolladores? No dudes en investigar, trastear, y lógicamente comparar. No te la juegues en este punto. Invertir en un software de gestión puede ahorrarte mucho dinero de cara a futuro en tu empresa, pero si los usuarios no saben cómo usarlo o incluso no están motivados a asimilar el cambio en la empresa, la inversión no habrá valido la pena. Un ERPs es una herramienta realmente importante, pero no hace nada por si sola, requiere la participación de todos los usuarios para que funcione como una maquinaria bien engranada.

Comentarios

no hay comentarios.

¿Quiere comentar esta noticia?

Su dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.