Si os decimos que el comercio online está viviendo sus días de gloria, no es un dato que os sorprenda. Tampoco si vemos como el consumo de los internautas ha aumentado notablemente en los dos últimos años gracias a la seguridad en la red y las grandes ofertas y descuentos que encontramos a la hora de adquirir productos por esta vía.

Día a día estamos presenciando como grandes marcas abren sus propias tiendas online diversificando así los canales de distribución de sus productos y servicios. También como pequeños emprendedores ven el mundo ecommerce su lanzadera para comercializar sin limitaciones geográficas a nivel internacional.

Pues bien, desde el punto de vista del consumidor lo tenemos más que claro. Hay muchas oportunidades, y a un simple clic podemos disponer de productos y servicios en nuestros domicilios.

Pero, ¿qué pasa si nos ponemos de parte del vendedor?

¿Cómo puede gestionar todo esto?

Gestión Erp Ecommerce


En primer lugar, la propia página web dispone de un backoffice de la tienda online, en la cual se gestiona el catálogo de productos, su precio y la venta en sí, ¿pero es suficiente?

¿Dónde gestionamos los pedidos al proveedor?

¿La facturación?

¿Los costes de personal?

¿…?

Efectivamente, nos falta algo.
Necesitamos un software de gestión del negocio online en su conjunto. Es decir, un ERP.

El backoffice de la tienda online sólo nos sirve para el último paso, el proceso de venta, pero el resto de los aspectos de nuestro negocio online deben estar gestionados a través de un mismo sistema que nos permita además sincronizarlo con la web y en todo momento podamos conocer el flujo de cada pedido y las características propias en cada una de sus fases.
Existen multitud de ERPs en el mercado, por lo que la clave es saber elegir cuál es la mejor opción en función del momento en el que se encuentre tu ecommerce y de la tecnología que utilices.

En primer lugar, tendrás que tener en cuenta que necesitaras un conector entre el ERP y la tienda online, por tanto deberás contratar una empresa de consultoría que lo implante, y por tanto, sincronice la información para que la información que gestiones siempre sea completa y fiel a la realidad. Confía en un equipo de profesionales que puedan ayudarte en este campo . No hay peor tiempo y dinero invertido en una empresa que adquirir un ERP y luego no usarlo por no conocer cómo funciona o porque no soluciona la problemática concreta de nuestra empresa.

Y en segundo lugar tendrás que establecer qué tipo de sincronización deseas y quién manda en la gestión de los productos de tu negocio online: la web o el ERP.
Lógicamente, los ERPs son capaces de gestionar enormes cantidades de artículos, pero también tendrás que pensar de cara al SEO de tu ecommerce, de la forma en la que el responsable de marketing de tu empresa pueda presentar los productos o servicios y posicione el contenido de la página de forma óptima.

La mayoría de ERPs no están preparados para este tipo de cuestiones. En el caso de Odoo, posee un módulo específico para SEO que incluso podrás integrarlo y sincronizarlo con tu cuenta de Google Analytics.

Comentarios

no hay comentarios.

¿Quiere comentar esta noticia?

Su dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.